Teléfonos: 5340.2355 / 01 (800) 712.5335
Advaita® Pharmaceuticals

Mitos y realidades

Conóce los mitos más comúnes acerca de las heridas y cicatrices

Las heridas se deben tallar hasta que sangren para que curen bien

FALSO

La curación de las heridas debe realizarse de manera gentil. Si la herida presenta tejido que deba retirarse, esto puede realizarse con ayuda de algunos productos que nos ayuden a humedecer este tejido y así retirarlo de manera menos dolorosa o si requiere el uso de bisturí este deberá realizarse por algún profesional de la salud.
Manipular de forma traumática y repetida las heridas, solo logra retrasar su cierre y puede provocar una cicatriz poco estética.

Las heridas se lavan con jabón grandote

FALSO

Estos productos no están diseñados para la piel y alteran el pH y la flora natural de la piel, modificando el medio necesario para una correcta cicatrización. Lo adecuado es lavar con jabón neutro.

Las heridas deben dejarse secar al aire

FALSO

Es una antigua creencia, hoy se sabe que solo favorece la contaminación y el riesgo de infección. El tejido en cicatrización requiere de un balance adecuado de humedad para que las células encargadas de producir el colágeno y los demás componentes de la piel trabajen adecuadamente. Cubrir la herida con los materiales correctos ayudan a mantener la temperatura y humedad que se requiere para una cicatrización sana.

Poner miel sobre la herida hace que cicatrice más rápido

VERDAD

¡Ojo! No cualquier tipo de miel y menos la que le pones a los hot cakes. La miel tiene propiedades cicatrizantes y como control de las bacterias. Actualmente existen productos a base de miel especialmente diseñado para las heridas. La recomendación es que te acerques a tu médico par que te oriente acerca del mejor tratamiento para ti.

Los remedios caseros son lo mejor

FALSO

Aunque muy frecuentes, no son la mejor opción para tratar las heridas, en la mayoría de los casos son poco eficaces o incluso pueden ser peligrosos y agravar la lesión. El primer caso ante una herida es lavar con agua y jabón y acudir con tu médico quien indicará lo que requieras según tu caso.

Fumar hace que cicatrices más lento

VERDAD

El monóxido y el dióxido de carbono propio del tabaco produce lo que se conoce como vasoconstricción, es decir, una disminución del calibre de los vasos sanguíneos, lo cual implica que llegue menor cantidad de sangre a los tejidos, volviendo lento el proceso de curación y cicatrización. Fumar, por tanto, debe evitarse en este proceso, especialmente en el caso de heridas extensas y en tejidos más frágiles.

Quitar la costra hace que quede cicatriz

FALSO

La costra no es otra cosa más que sangre y células muertas secos y adheridos a la herida, este ambiente seco únicamente retrasa la cicatrización, además la costra al ser un tejido muerto es un medio excelente para que las bacterias proliferen. Los expertos recomiendan lavar la herida de forma frecuente par evitar la formación de costra.

Exponer la herida al sol, hace que se manche

VERDAD

El sol provoca hiperpigmentación en la cicatriz, es decir se vuelve más oscura. Aunque con el paso del tiempo esta coloración puede aclararse, el tiempo en el que lo logra será más tardado.

Comezón = sanación

FALSO

Se tiene la creencia que cuando la herida empieza a producir comezón o una sensación de picazón, es señal de que esta curando. En algunos casos la comezón puede ser un signo de infección, sobre todo si esta se acompaña de dolor, mal olor, pus, inflamación y enrojecimiento. Debemos tomar en cuenta el resto de los signos.
Cuando la herida ya está en su etapa final, suele tener un proceso de contracción para que los bordes de la herida logren juntarse, esta contracción puede producir cierta sensación de tirantez o ligera comezón o “piquetitios” en los bordes, es normal.

Las heridas que no se curan pueden causar cáncer

FALSO

Al contrario, una herida que no cura debe estudiarse a fondo, incluyendo si hay alguna enfermedad crónica de base que la haya causado y que debe controlarse. En ocasiones estas heridas que no curan son provocadas por algún tipo de cáncer que podría confundir la herida con otro origen, de ahí la importancia de acudir al especialista quien realizará el abordaje adecuado de cada herida.

Todas las heridas requieren de antibióticos para que no se infecten

FALSO

Todas las heridas requieren de limpieza frecuente para que no se infecten. Únicamente las heridas infectadas requieren manejo con antibióticos y tú médico es quién te indicará el antibiótico adecuado.

Si expones al sol la herida, te quedará cicatriz queloide

FALSO

El sol no tiene nada que ver con este tipo de cicatriz. Las cicatrices queloides tienen un componente genético y étnico importante, este tipo de cicatrización es más frecuente en personas de origen afroamericano. Si has presentado este tipo de cicatrización, es muy probable que lo presentes en heridas posteriores.

Los suplementos vitamínicos ayudan a cicatrizar mejor

FALSO

En ocasiones la deficiencia de vitaminas, especialmente vitaminas A, C, D, E pueden favorecer que el proceso de cicatrización se enlentezca, pero esto no es en todos los pacientes y siempre debe descartarse alguna enfermedad de base que este provocando este enlentecimiento. El médico es el que estudiará cada caso y hará las recomendaciones necesarias. Una buena alimentación aporta los nutrientes necesarios sin necesidad de suplementarlos.